Esta vez le hice unos espejos a mi abuela y a mi tía abuela. En un principio a mi tía abuela pensé en hacerle una geisha, pero finalmente y tras estar ingresada, pensé en hacerle un ángel para que la cuidase y saliera pronto de la uvi. Por suerte todo quedó en un susto. Para mi abuela el único requisito es que fuera azul como su habitación ;P.  A ellas les gustaron mucho, ¿y a vosotros?

Deja un comentario